10 tips fundamentales para realizar una mudanza sin estrés

10 tips fundamentales para realizar una mudanza sin estrés

10 tips fundamentales para realizar una mudanza sin estrés

Te traemos una completa lista para que puedas prepararte para esta nueva etapa de tu vida.?

Teniendo en cuenta todo el trabajo que genera una mudanza, el paso principal es planificar antes que hacer. Por eso, desde Inmobiliaria Stevanato, queremos brindarte 10 tips fundamentales que harán de tu mudanza una experiencia única y exitosa.

1. ¿Qué hacemos con los servicios ya contratados?

Antes de embalar y pensar en la mudanza, es fundamental recordar que dejás una casa por otra, por lo que primero debemos cancelar todos los servicios e impuestos de la casa que dejamos. Además, hay servicios que según sea el caso (alquiler o compra), debemos modificar la dirección. Ejemplos: línea de teléfono, tv por cable, internet, tarjetas, etc.

2. Logística: Llamar con tiempo

Dependiendo del tipo de mudanza y del presupuesto disponible, hay que saber qué tipo de transporte vamos a usar. Para ello, hay que contratar una empresa de mudanza o un flete.

En caso de contratar una empresa, no pidas la mudanza de un día para otro. Se recomienda que por lo menos llames con una semana o 15 días de anticipación. Además, no contratés a la primera empresa que llamaste. Solicitá presupuesto a tres compañías por lo menos.En caso de contratar un flete, el tiempo también es fundamental aunque no con tanta anticipación. Igualmente, hay que llamar avisando la disponibilidad de tiempo que vamos a necesitar de su servicio.

3. Sacá cuentas: siempre hay un extra

Revisá los accesos en los dos inmuebles para evitar sorpresas y preguntate qué puede ocasionar un costo a la hora de la mudanza. Por ejemplo, si contratás una empresa de transporte, algunas cobran más si deben subir o bajar muebles desde un tercer o cuarto piso.

4. Limpieza ante todo

Cuando empecés a abrir armarios y cajones, te darás cuenta de que tenés guardadas un montón de cosas que ni te acordabas de que existían. Nos pasa a todos. Te recomendamos que aproveches la ocasión y separes lo que no necesitás. No solo ahorra espacio, sino también recursos y tiempo.

5. ¡A embalar!l

Una vez finalizados todos los trámites y la limpieza, hay que comenzar a embalar. Es muy importante tener a mano una gran cantidad de cajas, mucho papel y tijeras.

Al igual que pedir transporte, esta tarea debe empezar mínimamente con una semana de anticipación, empaquetando todo aquello que no necesitás para tu día a día: libros, ropa de la temporada anterior, entre otros. Además, otra sugerencia es marcarlas hacia el lugar de destino. Ejemplo: “vajilla-cocina”, “computadora-pieza”, etc.

6. Documentos valiosos, siempre con nosotros

En cuanto a documentos, joyas y objetos valiosos, es fundamental apartarlos en carpetas o bolsos especiales que transportás solamente vos. Si contratás un servicio de mudanzas, normalmente la empresa contará con un seguro para cualquier imprevisto o pérdida de lo que traslada, pero no siempre todo sale como uno quiere, por lo que siempre es mejor tenerlo a mano.

7. Se acerca la mudanza: desarmar y desenchufar

Una vez terminado el embalaje, llegó la hora de desarmar los muebles. Al momento de hacerlo, es fundamental no perder ninguna pieza. Guardá los tornillos y las piezas pequeñas de cada uno en bolsas de plástico, especificando el mueble del que se trate. Y si la cosa se complica, hacé un croquis. Así, será más fácil montarlos de nuevo.

En cuanto a electrodomésticos, hay que limpiarlos bien y dejarlos apartados. En la misma línea, la heladera merece una atención especial,  ya que lo ideal es no transportarla con alimentos. Por ello, hay que limpiarla, vaciarla y dejarla desenchufada un día antes de la mudanza.

8. ¿Y si tenemos niños?

Si tenés hijos pequeños, lo recomendable sería mandarlos durante la mudanza con algún familiar o amigo. No solo es fundamental cuidarlos de accidentes, para muchos, ver que sus muebles se van es una experiencia un poco traumática, por lo que es mejor que lleguen a la casa nueva con todo instalado. Además, les ayuda a asimilar más fácilmente el cambio.

9. Planeá propinas, comida y gastos extras

Aunque la propina es opcional y depende del servicio, siempre es bueno tener a mano un dinero extra por si necesitás ayuda. Además, si no pagás un servicio, siempre es bueno retribuirles a quienes te ayuden con comida y bebida.

10. Sé positivo ¡Es una nueva etapa!

Por último, aunque hayas planificado todo y tengas todo listo, muchas veces el éxito de tu mudanza será acorde a la actitud con la cual la llevarás a cabo. Por eso, desde Inmobiliaria Stevanato queremos ayudarte en todo lo que necesites y te alentamos a que seas positivo y pensés en los beneficios de una nueva etapa.

Ahora, si todavía no tenés tu casa o no sabés dónde mudarte, podemos ayudarte. Hacé click y dejate asesorar por nuestra experiencia http://www.stevanato.com.ar/.  

¿Cómo detectar las condiciones de un inmueble rápidamente?

Más info

Beneficios de gestionar mi alquiler a través de una inmobiliaria

Más info

Inmobiliaria Stevanato lanza a la venta un loteo en Maipú.

Más info
Sitio desarrollado por:  MyDesign